CRISTO SE REVELA EN LA EPIFANÍA

La fiesta de la Epifanía es muy afín a la espiritualidad de Lumen Dei. Una fiesta que vivimos con intensidad. Epifanía significa manifestación de Dios. Luz de Dios. Lumen Dei, Luz de Dios. Nuestro querido fundador,  el Padre Rodrigo Molina, le daba mucha importancia a los Reyes Magos. Para él significaba todo un símbolo del recorrido del alma hacia la santidad.  

Nunca con tanto acierto podré traer el famoso refrán “una imagen vale más que mil palabras”. Imagínate un hombre que es huérfano de madre desde los dos años. Por supuesto, no se puede acordar de ella. No sabe cómo era su rostro. Sus hermanos mayores han intentado describir su carácter, su fisionomía. Con palabras muy hermosas han intentado describirle su belleza pero no consiguen formar un rostro nítido de su madre en la mente. Un día, por fin, alguien le muestra una foto de ella. O mejor, ve un vídeo donde puede apreciar su manera de hablar y de moverse. Sin duda, ese día lloraría de alegría.

Algo así ha ocurrido con la historia de la salvación. Desde que en el protoevangelio del Génesis 3,15 se anunció el advenimiento de un Salvador de la humanidad. Pasando por los profetas, durante largos siglos, han escuchado los hombres palabras hermosas del futuro Mesías. Pero no lo podían ver.  Epifanía del Señor

La visión nos da un conocimiento concreto de los hechos y de las cosas. En la fiesta de la Encarnación celebramos el gozo de la presencia física de Jesús entre los hombres. Pero ellos aún no lo ven. Quizás lo intuyen, pero no lo ven. En la Navidad celebramos que ya el Niño Jesús es visible. Dios, al que nadie ha visto jamás, se hace una foto encarnada. Pero solo lo ha podido ver una porción del pueblo israelita.

Dicho lo cual, en la Epifanía el Niño Jesús se hace visible a todos los hombres restantes, a los gentiles no judíos, de una manera representativa por medio de la adoración de los tres Reyes Magos.

Por otro lado, la fiesta de la Adoración de los Reyes Magos no es solo el gozo de un mayor conocimiento de Dios. Es el anuncio profético de la próxima Nueva Alianza en la que tendrán plena cabida los gentiles, cuyas primicias son estos queridos Reyes Magos que no pertenecían al pueblo israelita.

“La Epifanía celebra la adoración de Jesús por unos ‘magos’ venidos de Oriente (Mt 2,1). En estos ‘magos’, representantes de las religiones paganas de pueblos vecinos, el Evangelio ve las primicias de las naciones que acogen, por la Encarnación, la Buena Nueva de la salvación. La Epifanía manifiesta que “la multitud de los gentiles entre en la familia de los patriarcas…” (San León Magno). (Catecismo nº 528). Reyes Magos de Oriente

Cuando termine el “tiempo de las naciones”, es decir, el tiempo que han tenido para adherirse a la Iglesia Católica desde la alianza de las naciones de Noé, será también el momento de la conversión del Pueblo de Israel, para que haya un solo rebaño con un solo Pastor en el Triunfo profetizado en Fátima del Inmaculado Corazón de María.

Así las cosas, te invitamos a rezar mucho por la salvación de las almas. Reza por  los cristianos. Por su unidad y perseverancia. Por los paganos que conocen la Iglesia. Para que se conviertan. Por los paganos que no la conocerán. Para que sean fieles al único Dios en su conciencia (alianza de Noé). Por los judíos. Para que reconozcan a su Mesías…, etc.

“Más contribuyen a la extensión de la Santa Iglesia y a la salvación del género humano los que cumplen el deber continuo de la plegaria que los que cultivan fatigosamente el campo del Señor”. (Pío XI, 1924)


Si te ha gustado este artículo sobre la Fiesta de la Epifanía, no olvides compartirlo con las personas que aprecias de verdad y déjanos tus comentarios!. Y si no lo has hecho ya, suscríbete a nuestro boletín de noticias para ser el primero en enterarte cuando subamos un nuevo artículo al blog.

Nos vemos en las redes sociales!!

6 Comentarios

  1. María Julia 27 enero, 2017
    • Unión Lumen Dei 27 enero, 2017
  2. Claudia 6 enero, 2017
    • Unión Lumen Dei 6 enero, 2017
  3. Manuel Carvallo 6 enero, 2017
    • Unión Lumen Dei 6 enero, 2017

Dejar un comentario