LA JUSTICIA ESPAÑOLA RECHAZA LA MEDIDA CAUTELAR CONTRA Mn. SANZ

El juez ha rechazado retirar el control de la entidad religiosa Lumen Dei al arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz, reclamada por un grupo de exmiembros de la Unión Lumen Dei que pidieron suspender el poder notarial por el que Mn. Sanz registró tres entidades con la misma nomenclatura como una Lumen Dei, de la que es Comisario Pontificio.

En un auto, el titular del Juzgado de Primera Instancia número 77 de Madrid, Luis Antonio Gallego Otero, deniega la medida cautelar pedida por las exmiembros dentro de la demanda que interpusieron contra Mn. Jesús Sanz y el obispo de Cuenca, Mn. Jose María Yanguas, por vulneración del derecho fundamental de asociación, y les impone el pago de las costas.

Las exmiembros presentaron esta demanda por vulneración del derecho de asociación al considerar que el arzobispo de Oviedo “maniobró” para proclamarse líder de la Pía Unión Lumen Dei, una de las tres ramas que, según ellas, forman el conglomerado Lumen Dei, junto a la Unión Lumen Dei y la Unión Sacerdotal Lumen Dei.

Como medida cautelar plantearon al juez la suspensión del poder notarial del 9 de julio de 2009, por el que Mn. Sanz aceptó el cargo de Comisario Pontificio designado por el Vaticano e hizo constar que el mismo era para las tres asociaciones.

En esta resolución, el juez no se pronuncia sobre el fondo del asunto, pero sí niega la medida cautelar planteada por las exmiembros en línea con la posición de la Fiscalía que se opuso a la misma en la vista que se celebró el pasado 29 de mayo.

Ahora bien, “en una dimensión meramente indiciaria”, dice el juez, “la copiosa documental aportada refleja que desde finales del siglo pasado Pía Unión Lumen Dei y Unión Lumen Dei actúa indistintamente con el nombre Lumen Dei o/y Unión Lumen Dei”.

“Los indicios que se desprenden de la documental y los testimonios, empañan la apariencia del buen derecho en que se debe fundar la solicitud de la medida cautelar”, añade el magistrado, por lo que queda rechazada.

Podéis ampliar esta información en: La Vanguardia

Dejar un comentario