8 MENTIRAS QUE ESTÁN DESTROZANDO TU VOCACIÓN RELIGIOSA

Existe una serie de cuestiones que todo cristiano debería de plantearse al menos una vez en su vida. Si eres un católico convencido, y estás leyendo este artículo, has determinado formarte y avanzar en su vida espiritual. Sin embargo, existe un error que causa muchos males a las almas. Muchos cristianos no se realizan las preguntas adecuadas y una de ellas es la siguiente: “¿Qué estado de vida quiere Dios para mí? ¿Tengo vocación religiosa, vocación seglar? ¿Dónde puedo ayudar más a la Iglesia?…”. 

No ignores esta pregunta. Y lo más importante, no te equivoques en la respuesta. Seas quien seas, estés en las circunstancias que sean, debes de plantearte esta cuestión. No sigas la vida hacia el matrimonio, sin hacerte esta pregunta, por el mero hecho de que tengas esa inclinación natural.

La esencia de la Vida Consagrada consiste en la profesión de los consejos evangélicos de pobreza, castidad y obediencia mediante un vínculo sagrado. Detrás de esa renuncia está la esperanza de grandes tesoros sobrenaturales para toda la Iglesia: “Los fieles, siguiendo más de cerca a Cristo bajo la acción del Espíritu Santo, se dedican totalmente a Dios como a su amor supremo, para que entregados por un nuevo y peculiar título a su gloria, a la edificación de la Iglesia y a la salvación del mundo, consigan la perfección de la caridad en el servicio del Reino de Dios y, convertidos en signo preclaro en la en la Iglesia, preanuncien la gloria celestial” (canon 573 del Código de Derecho Canónico).

Vida ConsagradaLa santidad consiste esencialmente en la perfección de la caridad, y esto es común deber de los casados y de los consagrados. La Ventaja de la Vida Consagrada consiste en los medios que se emplean para este objetivo común de la santidad. Esos medios son los tres consejos evangélicos. Jesucristo es buen consejero.

La Vida Consagrada no es para todos, ni todos son aptos para la Vida Consagrada. Son llamados por Dios una minoría relativa. San Juan Bosco no vacilaba en decir que la tercera parte de los hijos de cristianos era llamada, pero que el 90% de los elegidos por Dios no respondían al llamamiento por tres causas:

  • El apego desordenado al mundo de los mismos interesados.
  • El apego de sus familias (papitis, mamitis e hijitis).
  • El sacerdote, cuando no sabe reconocer esa vocación.

Esta elección influye en nuestra vida sobrenatural, la consecución de la Vida Eterna y la salvación de muchas almas. Allí donde nos quiere Dios somos insustituibles. Si no somos fieles a la misión dada por la Divina Providencia se creará un vacío de bien que aprovechará el mal.

Tres son las señales de verdadera vocación religiosa: Rectitud de intención, que no medie ningún impedimento positivo ( vgr: enfermedad psíquica incompatible) y ser admitido por los superiores. “Cuando existen estas tres condiciones, el novicio no debe albergar duda alguna a cerca de la verdad de su vocación” (San Alfonso María de Ligorio).

Respecto a la rectitud de intención, es importantísimo no dejarse llevar de criterios egoístas. Según San Ignacio de Loyola en sus Ejercicios Espirituales el criterio debe ser el siguiente: “¿Dónde voy a santificarme más y ayudar a salvar más almas?” Hay que tener cuidado de no dejarte llevar del sentimiento, sino por la nobleza de un corazón lleno de generosidad para con el Corazón de Cristo, que se entregó totalmente por ti.

“Señal de verdadera y buena vocación es sentirse alentado a seguirla en la parte superior del alma, aunque no se experimente algún gusto sensible” (San Francisco de Sales).

NO PIENSES EN LA VIDA CONSAGRADA SI:

  • Buscas tener arreglado el sustento económico (salud, comida, …etc.)
  • Quieres tener estudios o formación gratis.
  • Sufres alguna enfermedad física o psíquica incompatible.
  • No encuentras estabilidad sentimental en pareja y buscas otra alternativa a esa situación.

Hacer oración

En cualquiera de estas circunstancias, pensar en la vida consagrada solo le traerá más problemas y hará que el aspirante se engañe a sí mismo. Por eso dice Santa Teresa de Jesús: “El que entra al servicio de Dios en una casa religiosa, convénzase de que no entra allí para que Dios le trate bien, sino a sufrir por su amor”.

Por eso enseña también San Alfonso María de Ligorio: “Mejor sería permanecer en el mundo que entrar en una orden relajada”.

8 MENTIRAS QUE TE HAN CONTADO PARA DESTROZAR TU VOCACIÓN RELIGIOSA

1. ¡La vida consagrada es triste!

Muchos dicen que la vocación religiosa es triste y amargada. Hay tristes seglares y tristes religiosos. Pero no es verdad que la vida religiosa sea aburrida o triste. Nada más lejos de la realidad.

“Dichoso aquel a quien Tú elijas y atraigas, para que habite en tus atrios. Nos hartaremos de los bienes de tu casa y de la santidad de tu Templo”. (Salmo 64,5).

Jesucristo es el mejor de los esposos y sabe hacer feliz a los que se entregan a El.

2. ¡Cuánto bien podrías hacer en el mundo!

“¡Infortunado el mundo si hubiera falta de comunidades religiosas!” (Santa Faustina Kowalska).

La Vida Consagrada no es una vida desperdiciada. Aquí tienes 5 cosas que no sabías sobre los misioneros. 

Cuando veas el mal del mundo acuérdate del 90% que desoyen su vocación religiosa. La fecundidad de la vida religiosa puede concebir innumerables hijos espirituales. (Santa Teresita, copatrona de las misiones).

3. ¡Si te vas, tus padres se perderán!

“No os aflijáis: el buen Dios no permite que se condenen los padres de las religiosas, y les concede una gracia particular por el sacrificio que han hecho” (Santa Bernardita de Lourdes).

¡Cuántos testimonios conozco de la conversión de los padres después de la entrega a Dios de los hijos!

4. ¿Vocación religiosa? ¡Primero debes probar el noviazgo!

La inclinación al noviazgo es algo natural. De hecho, esta inclinación natural muchas veces es un factor decisivo. Si no sientes ninguna atracción por el noviazgo, no te hagas religioso.

qué es la confesión

Un buen criterio de discernimiento a la vocación religiosa no se basa en probar y probar hasta saber qué es lo que te hace más feliz. Uno escoge la vida consagrada porque en sus circunstancias discierne que es el lugar y el modo mediante e que puede ayudar más a la Iglesia y mediante el que conseguirá la Salvación de su alma.

Dicho esto, es más sensato rectificar el noviciado que el noviazgo. Lo razonable es que un joven ponga a prueba su vocación, en el mismo ambiente del seminario, que aconsejarle primero  probar el noviazgo para “saber lo que se está perdiendo”.

5. ¡Primero debes ser un buen profesional!

Habla con un buen sacerdote… no sea que hagas esperar indignamente a Jesucristo, y pase de largo. Aquí tienes 4 ventajas de tener un director espiritual.

6. ¡Eres un pecador!

Tal vez eres una flor que requiere el invernadero para sobresalir de hermosura, en vez de estar entre las tempestades del mundo. El pecado nos viene de serie por el pecado original. A pesar de esto, si quieres mejorar, te dejamos los 5 consejos del P. Rodrigo Molina, LD que tú mismo puedes aplicar desde hoy para ser un santo misionero.

7. ¡Tienes muchas dificultades, no es el momento!

San Estanislao de Kostka recorrió más de mil quilómetros a pie desde Polonia a Roma para ser admitido en la Compañía de Jesús.El padre Jordi Roca caminando

8. ¡Tienes vocación de solter@! ¡No estás llamado ni al matrimonio ni a la vocación religiosa!

También existe la consagración a Dios en el mundo por medio de los Institutos Seculares y las Nuevas Formas de Vida Consagrada. No existe la vocación a la soltería. O consagrado a Dios o en el santo matrimonio. Mi Oración

Dice San Alfonso María de Ligorio que la vocación religiosa es el beneficio mayor que Dios puede dar en esta vida después de la creación y la redención.

Merece la pena plantarse un rato largo ante el Sagrario y decirle muchas veces: “Si me llamas, haz que diga que sí”. Y si aún dudas, pide hacer unos días una prueba vocacional en alguna comunidad religiosa que te llame la atención. Aquí tienes 5 temas para enamorarte de Dios en la oración.

No perderás nada. Y aunque no fuera lo tuyo, en esos días habrás ganado mucho espiritualmente.


Si te ha gustado este artículo, no olvides compartirlo con las personas que aprecies de verdad y déjanos tus comentarios!

Y si no lo has hecho ya, suscríbete a nuestra newsletter para ser el primero en enterarte cada vez que subamos un nuevo artículo.

Nos vemos en las redes sociales!! 🙂

10 Comentarios

  1. Cecilia Guerrero 3 Junio, 2017
    • Unión Lumen Dei 6 Junio, 2017
  2. antoni 21 Abril, 2017
    • Unión Lumen Dei 22 Abril, 2017
  3. Marta Cecilia Echeverri 6 Abril, 2017
    • Unión Lumen Dei 6 Abril, 2017
  4. EGLEE MIRELES 5 Abril, 2017
  5. Anónimo 5 Abril, 2017
    • Unión Lumen Dei 5 Abril, 2017

Dejar un comentario